Estas máquinas constituidas por un intercambiador, un tren de ventilación y un filtro nos permiten climatizar tanto en invierno como en verano todo tipo de estancias. El intercambio de calor o frio se realiza mediante agua o gas.